Bea no quiere salir

"Bea no quiere salir" fue lo último que le dijo Juan antes de que Álvaro cogiera el avión rumbo a San Francisco. Pero durante los días en Yosemite ella cambió de opinión y sin casi darse cuenta, llegaron al Mariposa Grove of Giant Sequoias y la viajera se puso a hablar delante de la cámara como si llevara toda la vida haciéndolo. Durante casi dos horas hablaron de qué le movió a emprender este viaje, qué decisiones fueron las más difíciles, como conoció a Juan y cantidad de pequeños secretos que Álvaro tendrá que elegir con mucho mimo para que aparezcan en el documental.