Osos

Cada país tiene sus particularidades y Alaska sin duda es el lugar en el que los protagonistas de nuestra seguridad han sido los osos y demás animales. Hemos dedicado horas a preparar pequeños rituales de seguridad como crear un triángulo entre nuestras tiendas, el lugar donde cocinamos y donde almacenamos la comida, teniendo en cuenta la dirección del viento. Hemos leído todo lo que hemos podido sobre comportamiento de osos, de alces… hemos asistido a una pequeña formación para adentrarnos en lo salvaje y hemos cantado y hablado más fuerte que nunca para alertar a posibles e inesperados compañeros de ruta. Aún así no hemos conseguido ninguna buena imagen de un oso para el documental a pesar de haber visto gran cantidad de ellos. La seguridad siempre ha ido por delante. Nos quedaremos para siempre con la sensación de haber caminado junto a ellos en el estado más salvaje que pueda existir.